jueves, 15 de diciembre de 2011

La salida mental de la escasez


Si aun no estás experimentando la prosperidad en tu vida, habiendo dedicado tu intención a conseguirla, es porque aun no has logrado desprenderte de suficientes creencias de limitación incorporadas en tu mente a través de esta vida y/o de tus vidas anteriores.

Cuando decidimos venir aquí, lo hicimos sabiendo que olvidaríamos las capacidades y los dones que tenemos por naturaleza. Estuvimos dispuestos voluntariamente a sentir la estrechez de la escasez, así como también otras manifestaciones de la dualidad, como el sentimiento de soledad y las enfermedades.

Aunque la escasez puede sentirse tan dolorosa podemos reconocer, en medio de ella,  que no está sucediendo nada grave porque es una situación que puede revertirse de un momento a otro cuando terminemos por recobrar la verdad en nuestro interior. Este proceso a veces nos resulta muy largo y cansador, pero siempre podemos tener la certeza de que vamos avanzando hacia ese lugar donde todo está dado fácilmente, porque nosotros somos todo lo que existe.

Este recordar se nos hace más complejo cuando estamos rodeados de personas que vibran fuertemente en la escasez y que lamentablemente es sobre un 80 % de la población mundial. No puedes sorprenderte de que estés en medio de todo esto, si estamos casi todos allí. Es suficiente que mires a tu alrededor para que veas la gran energía de escasez que ronda por todas partes. Los medios de comunicación, las escuelas, los familiares y las amistades solo hablan de escasez. Eres muy valiente tan solo con haber comprendido que la abundancia es la única verdad y por haberte propuesto tratar de alcanzarla, si muy poca gente ni siquiera lo ha escuchado decir alguna vez. Eres maravilloso tan solo por querer intentarlo. Afortunadamente cada vez somos más los que queremos verla, lo que facilitará este logro a las generaciones venideras.

Si aun no logras la prosperidad que sabes te pertenece, puedes estar tranquilo tan solo por tener la disposición a lograrla. Si te sientes en paz en medio de toda esa apertura lograrás avances más importantes que si te sientes imperfecto,  culpable o derrotado.  La primera consideración contigo es honrarte en tu camino y respetar tu proceso con un inmenso amor a tu propia expansión y a la contribución que ella hará a la humanidad. No estás fallando, estás en proceso de evolución y eso es grandioso. Si sientes en tu interior la dicha de crecer, aun reconociendo que vas iniciando el camino, tus pasos serán más ligeros, más certeros y más eficaces.

Para lograr cualquier meta, de la materia que sea, es vital que te sientas tranquilo, sereno, abierto, y libre de juicios negativos a ti mismo. Recuerda cuando tenías un examen en la escuela y la importancia de tu tranquilidad. Tú eres tu abundancia, aunque aun no lo recuerdes y eso es un inmenso motivo de celebración. Que todo esté dentro de ti, en tu propia mente es una excelente noticia. Si tu prosperidad dependiera del gobierno, de las plazas de trabajo, de las transacciones en la bolsa, de los cambios de la moneda, de tu empleo o de otras fuentes externas a ti, realmente estarías en graves problemas porque ¿Cómo podrías hacer que todo eso se diera a tu favor? Te aseguro que eso sería una tarea imposible de lograr. Sin embargo, la sabia naturaleza ha permitido que nosotros mismos seamos los constructores de nuestra vida y aunque todos los que te rodean transmitan a favor de la escasez, tú sabes y descansas con alcanzarla dentro de ti, en tus ideas, creencias y sentimientos. Estos son tuyos, te pertenecen y si no te están ayudando, los puedes cambiar.

Si aun te sientes ignorante de las leyes universales que manejan los logros económicos, te puedes dedicar serenamente a tratar de comprenderlas. Si te llenas de dicha en la tarea, las cosas van a ir muy rápido. Si te amargas por lo que te falta conseguir tu tarea se hará muy complicada y quizás imposible. Si sonríes aun estando en medio de un desastre económico, las cosas pueden revertirse dramáticamente. 

Has incorporado tantas ideas contrarias a tu prosperidad, que no es de extrañar el lugar donde te encuentras. Tu tarea consiste en dejar todo eso de lado, soltarlo todo, decirle adiós a todas esas ideas que impiden alcanzar tus logros y reconocer  tu valía. Tu tarea consiste en averiguar qué ideas son las que tienes que abandonar para llegar allí y te digo que luego te dará trabajo dejarlas ir, porque nos apegamos a ellas como si fueran nuestros hijos queridos. Yo, demoré un mes completo en asimilar en mi interior que la abundancia era la única verdad. La primera vez que escuché eso me pareció de otro mundo y también me pareció de otro mundo mi resistencia a dejarla entrar.

En algunas ocasiones nos apegamos tanto a nuestras ideas limitantes que no sabemos en qué nos vamos a convertir cuando las dejemos ir. Ellas eran nuestro soporte, eran la estructura para movernos y sin ellas todo queda vacio y aun más, sentimos que podemos quedar más desprotegidos al sentir el vacio de su ausencia. Por ejemplo, cuando decides dejar ir la idea de que eres una víctima de la economía local ¿no sientes una tremenda responsabilidad sobre tus hombros? Pero esa sensación se presenta por un momento muy corto, a los segundos de haber atravesado ese miedo sientes un clik que te dice “eso es bueno”. Entonces llagamos a otra playa, mucho más cálida y más agradable, mucho más alegre, donde sentimos más plenitud y libertad.

Si quieres encontrar la salida a la escasez, puedes dar la bienvenida a la abundancia lleno de dicha y paz, dejando ir todo el reino mental que ha creado tu ilusión de escasez.  Si ya lo has intentado,  sigue intentado, porque lo único que te está sucediendo es que aún queda más que limpiar y si llevas años limpiando, sigue un poco más, pero jamás olvides sonreírte a ti mismo.

Si no te estás honrando, las posibilidades de avanzar se ven muy disminuidas. Creo que lo más importante es el amor que te das en este proceso. Ese amor te facilitará el encuentro con todo lo que necesitas y todo lo que eres.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas de abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com

Visita nuestra página web www.yovivo.cl

4 comentarios:

  1. Gracias por este articulo Patricia. Estoy muy de acuerdo con todo lo que expones aqui y puedo decir que le diste al clavo en lo que corresponde a mi. Yo tengo como 10 anios utilizando afirmaciones, y de todo para cambiar mi mentalidad de escasez y aun siento que he logrado poco... Como puedo saber yo cuales son mis ideas limitantes? Que es lo que me tiene bloqueada mi abundancia? Sera que espero mucho y como no lo 'veo' siento que nada esta ocurriendo? He hecho de todo y aun me siento que estoy muy por debajo de lo que podria estar...Es un poco frustrante...
    Que es lo que yo deseo? Poder disponer de suficiente dinero para lo que se me ocurra tal como ir a ver a mi hijo y su familia sin andar pensando como la voy a hacer. Deseo disponer de dinero pra poder comprar lo que necesite sin pensar que tengo que pagar luz o telefono y que me tengo que esperar. Trabajar, tengo 40 anios trabajando y sin un cinco en el banco... =(
    De todas formas, voy a seguir por que no me pienso dar por vencida... =)

    ResponderEliminar
  2. Hola, espero que nunca te des por vencida. A veces nos cuesta un poco llegar, pero seguro que llegaremos.
    De momento te recomiendo que tu mente pueda descansar de lo que hoy te muestra (lo que te falta) y deja que se deleite en lo que ya tienes. Si te deleitas en lo que ya tienes tus ojos comenzaran a ver mas y mas y mas....veras por ejemplo que te encanta tu cartera, que tienes mucho gusto para elegirlas y podrias comprar algunas de buen gusto para vender. Este ejemplo es muy estrecho, pero quiero decirte que te amplies sin limites al mirar lo que te gusta hacer o tener y que ahora mismo ya tienes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me siento muy feliz cuando mis palabras ayudan. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar