martes, 11 de diciembre de 2012

Tu mente y el dinero


La falta de dinero o la incertidumbre de no saber de dónde se obtendrá, es motivo de preocupación, nerviosismo y angustia para muchas personas. Las estadísticas señalan que una de las mayores preocupaciones del ser humano es justamente la que se relaciona con el dinero.

Cuando el ser humano comprende que su bienestar está asegurado por derecho divino, descansa de esta preocupación y el universo lo premia con la abundancia. Evidentemente, es necesario alcanzar un gran equilibrio espiritual para llegar allí, pero podemos avanzar día tras día hasta llegar a esa certeza.

Si estas atravesando preocupaciones por dinero o estas experimentando la angustia de no saber de dónde vendrá en el futuro, es porque te corresponde trabajar con este tema. No es una casualidad, ni mala suerte, ni una zancadilla del universo para ver cómo te salvas de esta. Seguramente te ha llegado la hora de que aprendas a resolverla.

Tu foco no debería estar tan centrado en la preocupación o la angustia porque estos son estupendos ladrones de energías, más bien podrías centrar tu atención a la dedicación voluntaria de la transmutación de ese sentimiento de abandono de la Fuente, sintiéndote con pocas posibilidades y  aplastado por las emociones que te rondan en estos casos.

Las ideas perturbadoras de tu mente y las emociones de desesperación que sientes en estas oportunidades, están presentes en esta situación para que hagas algo con ellas, no son para que te rindas y te dominen. Puedes bajar los brazos y sentir que eres impotente, pero también puedes asumir que tu alineación a la Fuente depende de ti. Cualquiera de las dos alternativas están disponibles en la misma medida, tu puedes elegir una de ellas, una te hará más desdichado y la otra te hará sentir más empoderado y con dominio sobre tus circunstancias.

No es difícil transmutar los pensamientos de la mente que está acostumbrada a elegir decaer, solamente es necesario trabajar con ella y lograr convencerla de que cambie de parecer. Si hasta la fecha te encuentras peleando con ella para que piense positivo en medio de tus problemas, es porque aun tu mente no recibe la orden clara y decidida para hacer el cambio definitivo. Seguramente le estas dando órdenes contradictorias, por un momento logras alinearla y en otros te contradices.

Una mente que logra ser educada y alineada a lo que quieres lograr se convertirá en tu mejor aliada, de lo contrario no va a prestar colaboración con tus nuevos planes. Educar tu mente no significa introducirle tanta información, más bien se trata de calmarla y explicarle que a nadie le conviene estar alterado y preocupado cuando quiere alcanzar un objetivo.

Date cuenta de que si la mente es tu instrumento, alguien debe ser el músico. Ese eres tú. Puedes pensar que tu mente te domina, pero también puedes darte cuenta de que tú eres quien domina sobre ella. Las ideas que tu mente mantiene, solo son ideas que has dejado entrar en algún momento dado y puedes revisar cuales de aquellas ideas contradicen lo que ahora quieres lograr.

Tu mente no podrá prestar colaboración a tus planes de prosperidad mientras tú no estés convencido de que esto es posible para ti. Es necesario que trabajes contigo, con tu ser interior, con tu parte espiritual y desde ese punto superior, alinear todo el resto de tu Ser. Tu ser espiritual sabe toda la verdad en relación al dinero, no tiene ningún inconveniente para recibir de la fuente todo lo que le pertenece, pero tu parte más básica ya no lo recuerda. Es tu tarea permitirte recordar.

Tu permites que tu mente procese solo la información de la tercera dimensión colmada de miedo y preocupación o puedes hacerla participe de aquella información superior proveniente de tu espíritu que todo lo sabe. Ella no presentará ningún inconveniente porque se encuentra disponible para colaborar contigo en todo lo que decidas emprender. Tú eres quien está a cargo de todo este proceso.

Si recuerdas de dónde vienes, si recuerdas quien es tu Padre, si recuerdas cuál es tu herencia y si recuerdas todo lo maravilloso que está aguardando para ti, tu mente y tus emociones se alegrarán de estar a tu servicio, te sentirás muy confiado y luego el universo te premiará con la prosperidad.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas


Recibe artículos de abundancia en tu correo electrónico suscribiéndose en: http://abundanciayovivo.blogspot.com/

SERVICIOS:  Coaching -  Consulta Virtual -  Sanaciones.



miércoles, 14 de noviembre de 2012

Las emociones y el dinero


Cualquier ser humano que se encuentre en un normal funcionamiento biológico podría ser capaz de sustentarse a sí mismo con un óptimo nivel de prosperidad, sino fuera porque sus sistemas energéticos se encuentran fuera de equilibrio.

Todos nacemos habilitados para ser capaces de sostenernos económicamente. Sin embargo, a muchas personas se nos ha complicado este logro en niveles que a veces alcanza la desesperación. En alguna parte del camino, desde que somos niños hasta que llegamos a la edad adulta, perdemos el camino, nos extraviamos y nos sumergimos en una verdadera batalla que se libra día a día.

Extraviamos el camino en varios aspectos y por eso se hace tan complicado volver a retomar la senda. Se desvían nuestros conocimientos debido a toda la información que se transmite de generación en generación al interior de la familia y la que se entrega en la educación formal. En forma mayoritaria, ambas no están orientadas a fortalecer o reconocer nuestras capacidades innatas para vivir en abundancia. La gran mayoría de las veces esta información es justamente contraria a ese objetivo. Se nos enseña, se nos muestra y se nos adiestra para ser dependientes de algo, de una educación, de un empleador, de un trabajo cualquiera o del sistema reinante en el momento.

También nos extraviamos al utilizar nuestros sentidos físicos. Es difícil creer que podamos vivir en abundancia cuando vemos que la gran mayoría de las personas en el planeta viven en pobreza o en términos económicos muy estrechos. Vemos, escuchamos, tocamos, olfateamos y saboreamos la escasez en muchos aspectos de forma permanente. Debido a esto nos puede alcanzar un sentimiento de envidia o condena contra aquellas personas que pueden escaparse de tan masiva realidad. En medio de ese escenario, a veces, es difícil aceptar que la abundancia nos corresponde a todos. 

Los conocimientos y los sentidos no son los únicos que importan a la hora de extraviar el camino de la prosperidad. También, y aun más importante que todo lo anterior, se encuentran las  emociones que sentimos frente al tema del dinero. El cuerpo emocional es muy poderoso y si no se encuentra alineado, todos los demás esfuerzos resultan muy difíciles de sortear.

Estando en medio de las emociones que comúnmente nos alcanzan cuando estamos extraviados de nuestra prosperidad, la cordura se aleja, los pensamientos se nublan y lo que podría ser tan lógico y matemático queda velado ante nuestra vista. Tratar de tener éxito en cualquier actividad productiva antes de alinear las emociones resulta casi imposible. Para alcanzar un logro en cualquier área de la vida, es necesario alinear nuestro ser en varios aspectos y por supuesto que esto también ocurre cuando de dinero de trata.

De la misma manera en que las emociones son muy poderosas para echarte a perder tus planes de prosperidad, también ellas son muy poderosas para ayudarte a crear tu prosperidad. Sin negar que la gran mayoría de la personas almacenamos profundas emociones negativas respecto al dinero, aun así, podemos conscientemente instalar emociones positivas que nos ayuden a prosperar.

Si bien es cierto que trabajarlas una a una seria bueno, no podemos desconocer que es una ardua tarea que puede prolongarse por mucho tiempo. Lo ideal es simplemente volver a instalar y resaltar aquellas emociones positivas que tenemos alcance de la mano y que son muchas. Estas mismas ayudarán a remover todas aquellas emociones que se encuentren celosamente guardadas en el interior de nuestro subconsciente y que son opuestas a nuestros anhelos de bienestar económico
.
Observa lo que sientes cuando te estás abrumado económicamente. Todos esos sentimientos de abatimiento no colaboran a tu resurgir. Para  que puedas superar tus estados decaídos, tendrás que comenzar a amar el juego de ganar. Todo se inicia a tu favor cuando dejas de sentirte triste, deprimido o angustiado y comienzas a instalarte en la posibilidad de comenzar el juego del otro lado.

Las emociones se pueden remover y transmutar con trabajo, paciencia y dedicación. Tus emociones son tus aliadas para crear lo que existe en tu vida y si no te sientes conforme con tus logros económicos, tus emociones negativas al respecto solo te ayudan a seguir asegurando el mismo escenario hasta que decidas cambiarlas por otras que te puedan ayudar a salir de allí.

No podrás cambiar tus emociones de preocupación o depresión en torno a tu situación económica si antes no cambias las emociones que sientes al respecto. Esta perece ser la mayor trampa que encontramos. Generalmente esperamos sentirnos mejor cuando nuestros problemas económicos se solucionen.

Pero tus problemas económicos no se pueden solucionar solos, ellos han sido creados por ti, por tus conocimientos, reforzados por tus sentidos y edificados sobre las solidas emociones que has sumado en todo el proceso.

Puedes dedicar un espacio de tu tiempo para mirar, escuchar y sentir tus emociones al respecto y te darás cuenta de que ellas son muy poderosas para crear ambas condiciones: escasez y prosperidad. Entonces elige la función que quieres darle.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas: 
Si deseas recibir nuevas publicaciones relacionadas con temas de prosperidad, registra tu E-mail en la parte superior derecha del Blog: http://abundanciayovivo.blogspot.cl



Si deseas dejar de recibir estos artículos, notifícanos a info@yovivo.cl

Subscríbete aquí: a nuestro Boletín de Noticias semanal, donde te hacemos llegar informaciones de interés como nuestros servicios, promociones, películas, anuncios y novedades en nuestra web. El boletín contempla un interesante Pensamiento de la Semana y tienes la posibilidad de enviar una consulta para ser contestada en las próximas ediciones.   




domingo, 28 de octubre de 2012

Creando tu holograma de prosperidad




Por lo general nos creamos las circunstancias de la vida en forma automática y los niveles de dinero que manejamos muchas veces se obtienen bajo esta modalidad, hasta que nos encontramos con el deseo o la necesidad de aumentar nuestros ingresos. De esta manera iniciamos una creación deliberada.

Cada persona tiene sus propias dificultades para hacer un cambio interior que la lleve a mejores niveles de abundancia y las principales son las que provienen de la herencia familiar, de las experiencias de cada persona y del grado de libertad que se otorgue quien quiera emprender esta tarea (su amor a sí mismo). Sin embargo, todas ellas pueden ser superadas, ninguna es más fuerte que tu.

Para disponerte a crear los cambios en tus finanzas, lo primero que necesitas es tener la voluntad de querer hacerlo. Se requiere un compromiso contigo mismo para pretender hacer cambios de creencias y emociones, para luego realizar las acciones necesarias. Hacer un cambio de creencias y emociones no es tan difícil, pero no se practica. El principal obstáculo en esto, es que no hemos tomado conciencia de que nosotros no somos nuestros pensamientos, ni tampoco nuestras emociones. No reconocemos que podemos pensar, creer y sentir la verdad de que la abundancia nos pertenece y preferimos seguir instalados en las ilusiones de la escasez compartidas por la mayoría.

Una vez que estas decidido a hacer tus cambios y trabajar en ellos, es necesario aclarar el panorama de donde te encuentras y hacia donde quieres ir. Muchas veces tienes ideas vagas o algunos anhelos, pero no se encuentran bien establecidos, por lo que las acciones internas como externas quedan sin dirección y no tienen el foco necesario. Las energías concentradas y bien dirigidas nunca dejarán de dar frutos.

El mayor obstáculo que puedes encontrar en esta etapa, es tu resistencia a aceptar el nuevo escenario y al querer saber cómo lo harás. Antes de saber cómo lo harás, es necesario definir desde qué punto te inicias y hacia qué punto quieres ir. Muchas personas se quedan atrapadas aquí, porque esperan saber cuál es el proyecto preciso que los hará generar más ingresos. Solo después de fijar la altura de la meta, se te mostrarán los peldaños a subir.

Antes de definir todos los detalles, es importante reconocer que tienes derecho  a moverte desde un lugar de menor energía a otro de mayor energía.  El lugar donde te encuentras puede ser agradecido y bendecido  para dar paso al nuevo escenario que crearás con tu trabajo interno. Es importante también ser muy consciente de que no te sientes preparado, que dudas y que tienes miedo a moverte hacia lo desconocido, pero puedes decidir que de todos modos lo intentarás como un regalo hacia ti mismo.

Una vez te autorizas a avanzar en el descubrimiento de tu abundancia, comenzarán a aparecer los primeros inconvenientes, las resistencias, las dificultades, la incertidumbre y todo lo demás que se asocia a un cambio. Puedes reconocer que todo eso tiene solución, porque siempre es posible avanzar y porque el universo espera que lo hagas. Acepta con amor todas tus limitaciones y decídete a trabajar en ellas, reconociendo que naciste para hacerlo.

Acepta que es posible hacer los cambios interiores aun sin saber cómo será este proceso. Antes de saber qué pasos puedes dar, imagina tu inconveniente ya resuelto, imagina la mejor solución posible y crea las imágenes mentales que te gustaría ver en tu nueva realidad, creando tu holograma de prosperidad. Verás que la resistencia no se hará esperar. De inmediato comenzarán a aparecer todos tus fantasmas aterrorizantes que te van a hablar y que te harán bajar el nivel de entusiasmo y eso está muy bien.

Tus fantasmas pueden ser gratamente bienvenidos, porque son ellos los que en forma anónima te han estado deteniendo todo el tiempo y ellos son los responsables de tu estancamiento. Puedes agradecer que se dejen ver. Una vez que los saludes y los recepciones con alegría, puedes restablecer tu alta vibración y retomar las imágenes que estabas creando en tu holograma. A estas alturas puedes jugar con la imaginación sabiendo que tus interferencias aun están presentes dentro de ti.

Puedes comenzar a visualizar con más soltura todo aquello que antes estuvo prohibido para ti y que ahora necesitas desarrollar en pos de tu nueva situación. Todo lo que te parecía imposible hasta hoy, puede ser de gran ayuda para crear lo nuevo. Por ejemplo, si descubres que nunca te ha sobrado dinero para ahorrar, te puedes visualizar haciéndolo; si descubres que nunca has tenido éxito económico, te puedes visualizar obteniéndolo por vez primera; si te observas en un trabajo que apenas te da lo suficiente para vivir, imagina un excedente de dinero que te agrade. Todo lo que parece estar en tu contra es un excelente recurso para descubrir los próximos pasos a realizar.


Cada escena que se te presente te hará llegar directamente a lo que más necesitas fortalecer. Paso a paso vas descubriendo el famoso “como” que querías visualizar claramente al iniciar tu holograma. Una vez que observas los peldaños de la escalera, el terreno se te hace más claro y evidente. Puedes descubrir que necesitas ayuda, que necesitas elevar tu autoestima, que necesitas instrucciones precisas, que necesitas algún conocimiento, que necesitas descubrir tu pasión, reinventarse o cualquier otra. 

Cada necesidad que identifiques, será una clara señal de lo que es necesario hacer. Te puedes ayudar con visualizaciones, con pedidos específicos al universo, con imágenes mentales, con unos carteles, con afirmaciones positivas, sonidos o con cualquier medio que te acomode. 

Tu nueva creación demandará energía para sostenerse y muchas personas decaen justo en esta parte, cuando la semilla está trabajando al interior de la tierra sin que aun sea visible su brote. Cada iniciativa interior es escuchada por el universo siempre y de inmediato todo el sistema se pone en movimiento para favorecer su concreción, pero en los planos terrestres se requiere tiempo lineal para que se manifieste y muchas veces falla nuestra paciencia y nuestra fe en que todo está funcionando internamente.

El tiempo necesario para que tu cambio interno sea perceptible en tu realidad externa depende de la cantidad de energía con la que se alimente tu holograma en tu interior. Los nuevos nacimientos no tienen un tiempo establecido, son dependientes de la cantidad de energía acumulada y en esta etapa, tu labor consistirá principalmente en otorgársela generosamente hasta que resulte suficiente.

Que tengas hermosas creaciones.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas: 

Si deseas recibir nuevas publicaciones relacionadas con temas de prosperidad, registra tu E-mail en la parte superior derecha del Blog: http://abundanciayovivo.blogspot.cl


Si deseas dejar de recibir estos artículos, notifícanos a info@yovivo.cl

Subscríbete aquí: a nuestro Boletín de Noticias semanal, donde te hacemos llegar informaciones de interés como nuestros servicios, promociones, películas, anuncios y novedades en nuestra web. El boletín contempla un interesante Pensamiento de la Semana y tienes la posibilidad de enviar una consulta para ser contestada en las próximas ediciones.   

martes, 31 de julio de 2012

Tu holograma de prosperidad




Tanto si crees o no crees que eres un creador deliberado, estas en lo cierto. Puedes creer que no eres el que diseña tu realidad. Sin embargo, la verdad es que eres un creador. Si lo crees te conviertes en el activo gestor de tu vida. Si no lo crees, lo haces sin conciencia y sin tener dominio sobre tus creaciones. En ambos casos creamos, lo queramos o no, solo podemos elegir hacerlo deliberadamente o en forma inconsciente.

Cuando no tomamos conciencia del magnifico poder que poseemos para crear, los resultados son producto de nuestro subconsciente. Y ya sabemos, en el subconsciente se almacena una gran cantidad de información y creencias que muchas veces no concuerdan con nuestros anhelos de bienestar. Cuando no somos conscientes de esta capacidad, nos llevamos muchas sorpresas, agradables y desagradables, porque no estamos conduciendo las energías voluntariamente hacia donde nos gustaría que se canalizaran.

Esta capacidad no guarda relación con nuestros conocimientos intelectuales, tampoco con nuestras creencias religiosa o si estamos en el camino espiritual o no. Todos, sin distinción, creamos y creamos con o sin conciencia, con ignorancia o sin ella. Dependiendo de los conocimientos y las creencias, un creador deliberado puede crear tristeza, desolación, guerras y escasez. Dios no interviene en nuestras creaciones, tiene sus preferencias, pero respeta nuestras inclinaciones, sean las que sean. Todo lo que el ser humano ha creado lo ha hecho utilizando esta capacidad innata.

La idea entonces, no es que te conviertas en un creador, porque ya lo eres. La meta es que te conviertas en un creador deliberado y consciente que, además, seas capaz de crear bienestar, dicha, abundancia, paz y armonía. En definitiva, crear aquello que te hace bien.

El holograma personal de tu vida te muestra si estas creando lo que te hace bien. Si no es así, puedes utilizar tu capacidad creadora conscientemente para realizar los cambios. Mirar tus creaciones con serenidad, apertura y con el afán de analizarlas y mejorarlas para tu propio bien, es el inicio del camino a la libertad. Tu holograma, que es la proyección de tu interior en el exterior, depende absolutamente de ti y de nada ni nadie más.

Si en tu interior existe la sensación de escasez, veras reflejada esa realidad en tu holograma. Si cambias esa sensación en tu interior, observaras el cambio en el exterior. Todo lo que te sucede depende de lo que estas proyectando y muchas veces, demasiadas veces, lo olvidas por completo. El olvido es aun más intenso y profundo, cuando tu situación económica está muy deteriorada y entras a jugar el juego desde dentro del holograma, peleando y discutiendo con tus propias creaciones. Como tus creaciones no pueden cambiar desde las imágenes, debido a que se originan en tu interior, te sientes deprimido, impotente y clamas suplicando que alguien te saque de allí. Sin darte cuenta te conviertes en un Quijote que pelea con molinos que no existen.

Tu sufrimiento y tus desvelos llegan a su fin cuando te relajas y miras qué es lo que tienes dentro que ha creado todo eso y te dispones a hacer los cambios necesarios para ello.  Recién entonces comienza tu viaje hacia la creación deliberada y consciente.

Es verdad que en algunas ocasiones comenzar a ver tu interior puede ser muy complejo debido a la poca destreza que nos hemos permitido en este sentido. Pero tu holograma nunca te dará lugar a dudas, él te muestra exactamente lo que tienes en tu interior y es bastante útil y acertado trabajar desde esta perspectiva.

Toda circunstancia puede ser mejorada bajo este concepto. Puedes dejar de atraer lo que ya no quieres, puedes comenzar a atraer lo que quieres y puedes hacer cambios en tu realidad por otras que te sean más agradables. Lo único que necesitas es decidir lo que vas a incubar en tu interior y dejarlo allí para que germine en tu holograma. Esta semilla crecerá y dará sus frutos independientemente del tiempo y la distancia, porque su manifestación no depende de estos factores. Solo depende de la cantidad de energía que le regales diariamente y de la calidad del enfoque (certeza).

¿En este momento te encuentras buscando un trabajo?, cierra tus ojos y dibuja el trabajo de tus sueños y riega esa semilla con energía diariamente. ¿No te gusta el nivel de ingresos que tienes en la actualidad?, cierra tus ojos y siembra en ti la semilla de un ingreso más elevado que te deje satisfecho. ¿No sabes cómo levantar tu proyecto o tu negocio?, cierra los ojos, despliega puertas en tu imaginación que al abrirlas te muestran ideas brillantes. Sin importar donde te encuentres, siempre hay un paso que puedes dar, luego vendrán los demás y la suma de ellos te llevaran a donde quieras ir.

Lo peor que puedes hacer es desvalorizar, atacar, criticar y enjuiciar las imágenes que estás viendo en tu holograma. Tu holograma es el espejo que te va mostrando por dónde vas y tiene información muy valiosa para ti. Toma esa información con grandeza, como lo que eres y utilízala a tu favor. Sin ésta información estarías perdido, no sabrías como avanzar, no sabrías qué modificar, no tendrías como evaluar tus avances, no podrías llevar estadísticas de tus logros, no tendrías la posibilidad de perfeccionarte hasta llegar a ser el más grande y maravilloso creador deliberado, tal como Dios te creó.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com


Visita nuestra página web www.yovivo.cl


Subscríbete aquí a nuestro Boletín de Noticias semanal, donde te hacemos llegar informaciones de interés como nuestros servicios, promociones, películas, anuncios y novedades en nuestra web. El boletín contempla un interesante Pensamiento de la Semana y tienes la posibilidad de enviar una consulta para ser contestada en las próximas ediciones. 


domingo, 27 de mayo de 2012

Lo que se espera de mí


Si en tu interior se ha encendido la llama del deseo de mejorar tu situación económica, es porque ha llegado la hora de hacerlo. Sin importar cuánto tiempo has estado detenido, ahora puedes moverte. Sin importar todo lo que tengas que superar, ahora lo puedes hacer. Tu energía ha dado un paso a un peldaño más alto, superior a tu antiguo estado y por lo tanto ya no podrás retroceder, solo queda avanzar. Tu ser superior sabe que tienes la capacidad para lograrlo, aunque tú creas que aun no estás preparado o sientas que nada te ha dado resultados anteriormente. Hoy puedes prestar atención al mensaje y considerarlo profunda y decididamente.

Hoy mismo, en este preciso momento puedes tomar una determinación final sobre este tema. Puedes decidir quedarte atrapado en lo mismo de siempre o puedes tomar la firme y solida determinación de que esta vez sí aceptarás mejorar tu situación económica. Si decides aceptar el cambio, el cambio se producirá. Sin esta firme determinación nada podrá suceder.

Tu aceptación de mejorar y recibir lo que te corresponde es el pilar de lo nuevo que podrás construir aun sin saber cómo hacerlo. Tu determinación  a aceptar que lo lograrás pese a todos los obstáculos que encuentres en tu camino es tu bandera. Para esto no es necesario que te pares y comiences a hacer gestión. Lo primero que necesitas hacer es sentarte, cerrar los ojos y permitir que se alinee tu mente, tus emociones, tu cuerpo físico y tu espíritu con la nueva energía  que estas asumiendo hoy. Puedes sentir el latido de tu corazón emocionado frente a los nuevos desafíos que vendrán, absolutamente desconocidos, pero portadores de una inmensa dicha.

Una vez atravesado el umbral de lo nuevo, tendrás nuevos pensamientos, nuevas emociones, tu cuerpo será recorrido por dentro por una energía nueva y tu espíritu se sentirá más cómodo y más feliz. Habrás hecho una excelente alineación con tu nuevo paradigma cuando sientas que ha nacido un ser nuevo dentro de ti, un ser lleno de energía positiva y dispuesto a actuar. Si todo esto sucede dentro de ti, habrá un antes y un después.

Puedes decirte internamente: “esta vez me levanto de esta situación, supero mis bloqueos, reconozco mi poder interno, estoy dispuesto a utilizarlo, nada me hará decaer, sintonizo mis pensamientos y sentimientos con mis deseos internos, estoy dispuesto a superar los inconvenientes que antes me detuvieron,  mi determinación es verdadera y reconozco que eso es lo que se espera de mi.

Lo que antes fue un “no puedo”, ahora se transforma en un “si puedo”. De un momento a otro tu mente traerá imágenes de otras personas que pudieron hacer lo que tú quieres hacer ahora y confirmarás que es posible. Si antes pensaste que no podías, hoy sientes que puedes. Se instala en ti la seguridad de que todo es posible, aunque no sepas cómo, ni por donde comenzar. Te llegará el recuerdo del poder que guardas en tu interior y se hará sencillo utilizarlo para tu bien, aunque todos los que te rodean no crean en ti.

Si antes pensabas que era difícil, ahora sientes que es más fácil. Tu mente se aclara y puedes ver posibles soluciones, llegarán nuevas ideas, verás lo que antes no veías. Comenzaras a tomar conciencia de todos los esfuerzos que antes fallaron y verás por qué fallaron, qué fue lo que faltó y qué es lo que ahora deben tener como soporte. Verás con claridad todo lo que tienes a la mano (que es mucho), todos los recursos que dejaste de considerar y estarás dispuesto a utilizarlos de mejor manera. Lo que parecía tan difícil ahora fluye.

Si antes sentías incertidumbre y no sabias qué hacer, ahora llegarán las inspiraciones, verás los pasos lógicos que debes dar y aparecerán los medios, las personas y todas las sincronizaciones necesarias para que lo logres. Ahora se despliegan ante ti muchas posibilidades ciertas y concretas. Ahora sabrás como dar los primeros pasos aun desconociendo los que siguen. Reconocerás que siempre estuvieron allí las mismas posibilidades y reconocerás que no te atreviste a tomarlas por miedo. Ahora sabrás que el miedo te detuvo y sentirás la motivación para atravesarlo con una amplia sonrisa en el rostro.

Si te sentías preocupado, ahora respiras aliviado porque sabrás reconocer que nada ni nadie puede detener tu iniciativa y que ésta se encuentra sustentada por el universo. Sentirás el acompañamiento de una fuerza superior que te eleva y te hace vibrar en una nueva postura que te da paz interior. La preocupación  es transmutada por certeza y seguridad. Te haces responsable de tomar el camino y dejas de sentirte una víctima de las circunstancias. No te importará donde te encuentras, solo desearás ver hacia donde te diriges y te encaminarás hacia allá con paso confiado y  seguro. Lo creado hasta ahora no será capaz de apagar tu nuevo impulso, porque comprenderás con claridad que lo pasado ya pasó y las lecciones recogidas serán el piso para la nueva posición.

Si antes pensaste que era imposible pasar de un estado de pobreza a uno de mayor riqueza, ahora comprendes que todo eso era una ilusión. Comprendes también que es un cambio interior muy fuerte e intenso, suficiente para sostener los nuevos paradigmas y que esa actitud te convertirá en una luz para que los demás sigan tu ejemplo. Si pensaste que eso no funcionaba para ti, te darás cuenta de que esta vez sí puede funcionar y esa posibilidad te emociona. El solo hecho de imaginar tu triunfo te sitúa en un escenario de valientes que merecen una medalla de honor.

Muchas otras sensaciones te invadirán si das paso a tu aceptación de hacer el cambio. Dios no nos creó para fracasar, para la frustración, para estar al final de fila o para pasar necesidades de cualquier tipo o para ser pobres, victimas e impotentes. Por esta razón, cuando aceptas la buenaventura de tu éxito económico, tu Ser se siente mejor, más integro, mas real, con mas vitalidad, mas despierto, más creativo, mas fuerte, mas empoderado y más feliz. Una vez te instales en tu nueva perspectiva, las nuevas puertas se abrirán, las que siempre estuvieron a tu lado pero que no podías ver. Aceptar que todo es posible despeja la niebla que te cubre y que te impide ver la verdad de lo que eres.

Tu firme decisión de posicionarte en los logros que mereces despejará la duda, la única y verdadera razón de que nunca hayas podido llegar allá.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com

Visita nuestra página web www.yovivo.cl
Si deseas dejar de recibir nuestros artículos, escríbenos a info@yovivo.cl



martes, 24 de abril de 2012

Mejorando tus finanzas


No importando las condiciones económicas en las que nos encontremos en este momento, siempre es posible mejorar nuestra situación si meditamos un poco, si analizamos dónde estamos y si decidimos donde queremos estar.

El Universo es tan maravillosamente amable con nosotros, que sea lo que sea que le pidamos, él siempre nos ayudará a concretarlo. Sin embargo, no siempre tenemos la claridad para pedir. Esta poca claridad se origina de varios aspectos que nos han influenciado, donde los más importantes son: una mirada particular de la prosperidad heredada de la familia y las influencias de la sociedad que aun no termina por aceptar que este es un derecho que nos pertenece a todos.

Bajo esas influencias el camino a la prosperidad muchas veces parece imposible de aceptar para algunas personas, a menos que se abran a nuevos entendimientos, que ahora llamamos nuevos paradigmas. Cuando aceptamos la posibilidad de que las condiciones externas que nos rodean son fruto de lo que estamos creando desde dentro, nuestros logros pasan a depender solo de nosotros  mismos y bajo este entendimiento, podemos hacer los correspondientes cambios.  Esta es una de las cuestiones más importantes que la humanidad aun se resiste a creer. Aun se piensa que es necesario hacer los cambios en el exterior para sentirnos bien por dentro y no se termina por comprender que es necesario primero SER por dentro para que lo exterior se modifique. De esto nace lo que llamamos “la creación deliberada”.

Cuando estamos en este aprendizaje de crear deliberadamente,  tenemos en nuestras manos todo el abanico de posibilidades abiertas sin limitación. La poca costumbre de contar con esta libertad nos hace dar vueltas y vueltas casi sin saber qué hacer. De un momento a otro tenemos en las manos toda la libertad que nunca la sociedad nos dijo que nos pertenecía y en principio se nos hace muy complicado recibirla.  En medio del aprendizaje dudamos de que esto sea verdad o dudamos de nuestra capacidad para llevarlo a cabo.

Para practicar esa libertad puedes decidir qué es lo que quieres, qué es lo que te interesa, qué es lo que te acomoda, qué es lo que mejor queda a tu propio nivel de conciencia y elegir por encaminarte decididamente hasta allí. La decisión es la clave, sin ella no puede haber creación. Sin la decisión de hacer el camino, este nunca se realizará.

Las personas que están con bajo nivel de conciencia sobre su prosperidad, estarán pasando por muchas necesidades económicas y su plan puede consistir en encontrar con urgencia un empleo. Los que están en un nivel un poco más elevado tendrán un empleo pero estarán necesitando escalar dentro de su empresa o cambiar su trabajo por otro donde sus remuneraciones sean mayores. Siguiendo en la escala de conciencia de prosperidad, existirán otras personas que desean independizarse y dejar de tener un jefe que los esté guiando, supervisando, controlando y exigiendo, sin que sus remuneraciones dependan de sus esfuerzos por hacer bien su trabajo.

En un nivel aun más elevado, estarán aquellas personas que querrán delegar sus negocios, pasando a ser los gestores, los que tienen la visión de hacer que sus ingresos lleguen a su bolsillo sin tener que ir a trabajar. Luego estarán los inversores, que sabrán hacer trabajar sus dineros para que estos generen los ingresos que necesitan y que pueden hacer crecer tanto como deseen. Y quizás los más elevados, sean aquellas personas que saben que la prosperidad les corresponde y utilizan la ley de atracción para atraer todo lo que necesitan sin hacer mas gestión que sentarse a visualizar. Ellos pueden obtener algún premio importante o permitir que les lleguen dineros extras de varias fuentes o que alguien les regale lo que estaban solicitando al universo. Estos son aquellos que siempre reciben todo sin esfuerzo y fluyendo con la vida como por arte de magia.

Cuando comprendemos que todo nos pertenece y que todo se encuentra a nuestro alcance fácilmente, el anhelo por poseer y acumular bienes materiales se termina. ¿Quién, que alcance este nivel, podría estar desvelado tratando de asegurar su vida acumulando lo que sabe que está por todas partes listo para usarlo cuando quiera?

Sea cual sea el nivel de conciencia que tienes ahora, puedes hacer los cambios al próximo nivel. Evidentemente que también puedes pasar de un nivel bajo a uno más alto saltándote los intermedios, pero para ello necesitarás completar el salto con la suficiente energía.  No importa donde estés, tampoco importa donde quieres ir. Lo único que importa es que seas capaz de completar el salto energético necesario para ese movimiento. Eres libre de elegir y libre de administrar tu energía interna y natural que abunda en el universo.

Elige y encamínate hacia donde quieres. Si no eliges no podrás avanzar. Si eliges y no te completas con la energía necesaria, tampoco avanzaras. Si eliges y completas la energía necesaria para ese movimiento, tu éxito está garantizado

La energía que se necesita está dentro de nosotros porque mana interminablemente desde el Padre. Esa energía se expresa en el deseo lleno de alegría y motivación. Esa energía aumenta y se sustenta por medio de nuestro consciente alineado a la fuente y es desvaída cuando caemos en la tentación de pensar que nuestra meta no es posible.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com


Visita nuestra página web www.yovivo.cl

Si deseas dejar de recibir artículos de abundancia escríbenos a:  info@yovivo.cl


sábado, 31 de marzo de 2012

Estas capacitado para crear tu prosperidad


Lo creamos o no, siempre estamos capacitados para crear nuestra prosperidad. Dentro de nosotros existe todo el  potencial y podemos considerarlo, dudar que así sea o dejar de considerarlo.

Aquel que no considera sus capacidades para crear su sustento en niveles aceptables buscará sin encontrarlo jamás. El que las considere trabajará libremente con sus creencias limitantes. Aquel que duda será el que más se complicará. Todos hemos pasado, estamos pasando o pasaremos por estas etapas de madurar en nuestro interior aquella verdad de estar capacitados para crear la prosperidad que nos pertenece. Lo importante es seguir hasta llegar a la certeza de que nuestras capacidades son enormes y tan poderosas tal como el Padre nos creó.

Cuando estamos dudando de nuestras capacidades para crear nuestra solvencia económica, estamos pasando por una transición que nos hace dar muchas vueltas. Sentimos la imperiosa necesidad de confirmar nuestras posibilidades en el medio exterior, buscamos información, buscamos ayuda, buscamos oportunidades, buscamos la inspiración y la confirmación en otros ejemplos de personas que ya están donde nosotros queremos llegar. La duda nos hace tambalear y en algunas ocasiones pensamos que nuestros sueños son vanos, nos develamos, nos desesperamos y a veces nos deprimimos.

Podemos decir que este proceso es como un parto. En sus inicios casi siempre cometemos errores porque nos lanzamos en medio de la inseguridad y nos falta la suficiente fe. Muchas veces catalogamos esos errores como un fracaso muy doloroso, sin darnos cuenta de que es parte del aprendizaje que cada día nos lleva más y más cerca de donde queremos estar. Muchas veces somos muy duros con los juicios que hacemos hacia nosotros mismos.  Las personas que se dedican a apoyar a los emprendedores tienen mucho terreno conocido en este  aspecto y tanto es así, que se hace una celebración por cada fracaso, porque eso significa que cada vez se está más cerca del triunfo.

Es necesario tener mucha paciencia y mucho amor para vivir nuestras etapas de creación del dinero que necesitamos o que nos hace felices. Mientras más apoyo nos demos hacia nosotros mismos, mas fácil será atravesar la aventura del nacimiento del nuevo Ser. Un Ser que se sabe prospero sin importar lo que suceda en su exterior.

El tiempo requerido para este proceso es dependiente del tamaño de nuestro sueño y de la carga de creencias limitantes que llevemos sobre los hombros. O sea, depende de la distancia energética que nos separa desde el lugar que nos encontramos hasta el lugar donde queremos llegar. Sin embargo, para el universo no existen imposibles, solo nosotros podemos sentir que la distancia es insalvable o que necesitamos mucho tiempo lineal para llegar a cumplir nuestros sueños. Podemos completar la distancia energética que nos separa de nuestras metas, agregando esa fuerza, esa certeza y esa seguridad de que el tan anhelado sueño puede convertirse en realidad. Esta actividad no requiere tiempo, solo requiere energía.

Cuando tenemos una imagen de un sueño por alcanzar es porque ha venido desde el corazón (desde el Padre) y ha venido a nosotros porque tenemos la posibilidad real de alcanzarlo. A nadie se le impone metas que no pueda alcanzar porque esas metas son llamados del Padre que sabe que somos capaces, porque nos ha dado todos los potenciales para hacerlo. ¿De dónde crees que viene ese sueño tuyo? ¿Puedes aceptar que es un llamado que te conviene recibir?

Para facilitar todo este proceso es importante dedicarse a escuchar al corazón. Lo primero es recibir el sueño que imaginamos en paz y seguridad de que es alcanzable. Luego podemos solicitar asistencia (de todo tipo), guardar la calma y aumentar la fe. Toda la información que necesitamos está dentro de nosotros, por eso es importante descansar y comenzar a enfocar dentro de nosotros. Recibiremos muchas pistas del medio exterior, es necesario estar atentos para percibirlas.

Dios está de acuerdo con que tengamos más riqueza, eso no se puede dudar. Si ha llegado ese llamado a nuestra mente, es ideal dejarlo entrar y comenzar a unir nuestra voluntad a la voluntad del Padre. Por cierto, debe haber muy buenas razones para que esto sea así. Seguramente es importante para nosotros y para todos los que nos rodean.

Dejar de utilizar un poco el intelecto y escuchar mas al corazón ayudará. Nuestro intelecto guarda mucha información que es insuficiente en los momentos en que necesitamos subir de peldaño vibracional. Este trabajo corresponde mas a nuestras emociones, a nuestra intuición, a nuestra focalización, a nuestra fe y a nuestra creencia de un futuro mejor. El intelecto nos puede confundir y hacer que divaguemos en lo mismo de siempre porque guarda lo antiguo que ahora ya no sirve o que es más pequeño de lo que se requiere para este nuevo nivel de conciencia.

A medida que avanzamos, irá creciendo nuestra confianza.  Los primeros pasos serán suaves y dudosos, pero la sola determinación de avanzar activará la ayuda que necesitamos. Esa ayuda llegará por varias vías y tendremos que estar atentos, dejando el espacio de silencio que se requiere para escuchar.

El silencio es vital. Esto incluye cerrar los ojos y sentir, escuchar el llamado interno, recibir imágenes que se nos mostrarán, captar las señales sutiles del corazón y las que se nos mostrarán en el medio ambiente y elegir de acuerdo a lo que nos hace bien.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com

Visita nuestra página web www.yovivo.cl

domingo, 18 de marzo de 2012

Acostúmbrate a celebrar la abundancia


La abundancia nos rodea, otra cosa distinta es que no la podamos ver. Cuando no estamos experimentando la abundancia en nuestra vida es solo porque nuestros ojos están centrados en la escasez. Desde allí que nace la imperiosa necesidad de acostumbrase a celebrar cada signo de abundancia del que seamos conscientes durante el máximo de tiempo posible, si deseamos instalarnos en la prosperidad.

Estando sumergidos en la sensación de escasez, perdemos la visibilidad de lo que está ocurriendo a fuera, donde todo sigue funcionando como siempre. Siguen existiendo las posibilidades, pero las olvidamos y extrapolamos nuestra escasez a todo lo que nos rodea.

Para recuperar nuestro sentido de abundancia es importante recordar que nuestro mundo interior es el mundo que se manifiesta en el exterior. Estando dos personas en la misma ciudad, bajo las mismas condiciones, una de ellas puede ver oportunidades donde la otra solamente ve problemas.  Esto es así porque solo depende de lo que se esté enfocando. En realidad el mundo exterior no existe por sí solo, existe debido a lo que nosotros mismos vamos haciendo de él, porque todo lo que existe a fuera es un holograma que nosotros mismos proyectamos.

Si las circunstancias son observables de distintas maneras, podemos elegir lo que queremos ver. Si podemos elegir ver la abundancia, entonces  es solo una cuestión de práctica. Si practicamos ver mucha escasez, eso será lo que veremos. Lo mismo sucede si practicamos ver la abundancia, eso será lo que veremos.

Poseemos la capacidad para adiestrarnos y acostumbrarnos  a ver la abundancia en todo lo que nos rodea.  Celebrar cada signo de abundancia es una manera muy sencilla de comenzar a practicar. Durante un día tenemos muchas oportunidades para hacerlo, desde los eventos más pequeños hasta otros más significativos. Todos son dignos de celebración. Pero cuando no lo estamos pasando bien con nuestras finanzas, tenemos la tendencia a dejar de  celebrar. Se nos olvida que nuestros sistemas corporales siguen funcionando, que nuestras capacidades físicas e intelectuales siguen funcionado, que los sistemas económicos y sociales siguen funcionando, que nuestro sistema ecológico sigue funcionado y que todo sigue funcionando. En realidad, lo único que deja de funcionar es nuestro ánimo y nuestra entereza para salir de ese estado de no ver.

Desear querer ver la abundancia depende del nivel de merecimiento que aceptamos internamente. Dios Padre sabe que merecemos todo lo bueno, pero nosotros no siempre estamos de acuerdo con él. Un problema económico es pequeño frente a todos los potenciales con los que fuimos dotados. Podemos comenzar por celebrar esto.

Todos, sin excepción, tenemos la capacidad para enfocar lo que nos hace bien y unir nuestra voluntad a la voluntad del Padre que también desea nuestro bien. Si elevamos nuestro nivel de merecimiento tendremos mejor ánimo para aceptar mejores condiciones en general. Si orientamos nuestra visión a lo que nos hace bien, tendremos más facilidad para encaminarnos a una visión de abundancia en forma escalada. La escala no tiene fin, el fin se lo asignamos nosotros.

Si aun te sientes muy confundido y tienes dificultades para ver la abundancia, comienza por mirar el funcionamiento de todos los sistemas. Observar todo lo que está funcionando nos hace sentir con más oportunidades de colaborar. Cuando ampliamos la mirada podemos observar en qué puede consistir nuestra colaboración para que los sistemas que están funcionando lo hagan de mejor manera. Hay algo que tenemos para aportar, hay mucho que tenemos para aportar. El mundo necesita de nuestra colaboración y si lo hacemos no podremos más que ser felices. Sin duda, seremos gratificados y tendremos un buen motivo para celebrar.

Antes de integrarte a la rueda de la vida que está girando sin ti,  puedes celebrar que exista esa posibilidad y que tienes un lugar allí. Aun sin haber descubierto cuál es tu papel, ya puedes celebrar que éste existe y que espera por ti. Luego de celebrar esto, lo podrás encontrar. No lo encontrarás antes, será después de celebrar.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.
  
Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com

Visita nuestra página web www.yovivo.cl

sábado, 10 de marzo de 2012

Trayendo tus sueños de prosperidad a la realidad


Las personas que saben que pueden mejorar sus circunstancias económicas, saben que pueden hacer algo al respecto. A veces este deseo es muy débil y  se encuentra sutilmente viviendo dentro de sus corazones como un anhelo que los hace suspirar (quizás algún día). Otras personas sienten un deseo un poco más intenso y dedican cierto tiempo a analizar su situación en busca de las salidas sin haber llegado a encontrar la senda a seguir (no sé cómo). Y están las otras, las que han tomado la decisión de hacer algo al respecto y partir de una vez (sé que llegaré). Solo estas últimas verán los frutos de sus sueños en la realidad.

Cuando nos sentimos decididos a hacer cierta actividad, es porque este anhelo ha llegado al máximo nivel de energía que puede contener y debido eso se ha transformado en un gran deseo capaz de motivar lo suficiente para que la cosas se comiencen a mover y a alinear en la realidad física. Para ello es necesario que este sueño se complete con energía, que rebose de energía, que llegue a explotar en su energía. Sin este impulso los pasos a dar serán muy débiles y miedosos, si es que los llegamos a dar.

Cuando le falta energía a nuestros sueños, tendemos a pesar que nuestros impedimentos  se tratan de otra cosa. La mayoría de las veces llegamos a concluir que nos falta alguna capacidad especial, o que no tenemos los recursos o que no hemos encontrado a las personas adecuadas para ayudarnos o darnos ideas. Pero muchas veces es solo cuestión de falta de motivación por falta de energía interna. En este caso, no hemos fortalecido nuestro sueño con la suficiente energía vital que hace milagros, porque no creemos en la magia de la vida, ni en la posibilidad cierta de que nuestro sueño se convierta en realidad. En el fondo, muy en el fondo, no creemos que pueda ser verdad, aun nos queda grande esa posibilidad, dudamos de nosotros y del amor que nuestro Padre tiene por nosotros, quien nos puede dar todo lo que deseamos.

No es necesario que al iniciar el camino interior hacia nuestros sueños tengamos el camino claro. Es más, desde el lugar vibratorio de la partida no nos es posible ver con mucha certeza el camino que  deberemos recorrer para llagar a la meta. Por eso es muy importante comenzar aun sin conocerlo. Al iniciar los pasos, el camino se hará, porque “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Antes de dirigirnos a nuestros sueños, el camino nunca existió. Iniciamos un rumbo nuevo, abriendo el espectro y el universo se expande debido a nuestros pasos.

Cuando nos falta energía para movilizarnos por nuestros sueños, generalmente decimos que tenemos algún impedimento material. Cuando pensamos que existen los impedimentos materiales, estamos equivocados. El único impedimento es la falta de capital energético en nuestro interior, porque este capital es capaz de aportar todo lo que necesitemos. Recuerdo una clienta que me comentaba que quería hacer un centro de ayuda a la mujer, un sueño que no había podido cumplir porque no tenía un lugar físico especial para reunirse con su equipo de trabajo que ya tenía visualizado. Me explicaba  que en cuanto tuviera  el lugar físico especial iniciaría su centro de ayuda a la mujer.  Ella pudo ver que hoy podía reunir a su equipo en su casa, crear unos proyectos y programas que luego podría presentar a una empresa que tiene el lugar físico ideal para trabajar.  

No existen los impedimentos materiales cuando el espíritu está convencido de que todo es posible y Dios nos dice que todo es posible. Otra cosa es que no queramos creerlo.

Aceptar que nuestros sueños pueden convertirse en realidad es a veces una ardura tarea. Nuestro subconsciente guarda muchos “no merezco” y se hace difícil convencerlo de que la ley de atracción también funciona para atraer las cosas buenas de la vida. Muchas veces solo la utilizamos para crearnos limitaciones y atraer lo que no queremos.

Tanta es nuestra resistencia a las cosas buenas, que olvidamos todo lo que hemos creado en el pasado y que ahora ni siquiera valoramos. Hemos tenido logros increíbles que no reconocemos en absoluto, los damos por hechos sin tener clara conciencia del proceso que hemos utilizado. Siempre hicimos el camino sin saber nada de él por adelantado, solo que en ese tiempo no teníamos la carga de duda y miedo que tenemos ahora, esa es la única diferencia.

Podemos alegrarnos de que nuestro Padre nos de la posibilidad de crear lo nuevo dentro de lo que es viejo. Lo que ya no nos queda bien puede quedar atrás solo con iniciar la búsqueda y sin saber nada de nada de los pasos que deberemos realizar. Lo hemos hecho tantas veces, ¿por qué se nos olvida con tanta facilidad? ¿Cuantas vueltas tendremos que dar antes de crear el camino a nuestra prosperidad?

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com


Visita nuestra página web www.yovivo.cl


sábado, 18 de febrero de 2012

Antes de buscar un trabajo, búscate a ti mismo.



Muchas veces nos desvelamos porque sentimos la urgente necesidad de aumentar nuestros ingresos económicos, ya sea, porque estamos sin trabajo o porque nuestro salario es muy estrecho o simplemente porque comprendemos que somos dignos de generar más dinero para vivir y vivir bien.

Por lo general, pedimos a nuestra mente que nos ayude a diseñar una estrategia para encontrar las posibles soluciones, buscamos los avisos de trabajo que se ofrecen, buscamos los servicios o productos  que podemos vender, buscamos la actividad que a otros ha resultado bien y nos lanzamos en la aventura para mejorar nuestra economía basados en lo que podemos hacer. Pocas veces se nos ocurre sentarnos a escuchar lo que internamente palpita dentro de nosotros.

Para algunas personas cada vez resultara más pesada y agotadora la tarea de encontrar una actividad que funcione para conseguir el objetivo de mejorar sus finanzas. Han buscado alguna inspiración y han realizado este procedimiento muchas veces con pocos logros a su favor. Los intentos se van sumando y los  fracasos también se suman.

Si aun no logras la estabilidad económica que deseas, es porque aprendiste ese patrón de vida y ese patrón lo puedes cambiar cuando quieras. La educación que hemos recibido no nos ha ayudado a resolver nuestros problemas económicos, mas bien, es la responsable de que tengamos esos problemas.

La educación que has recibido no te habla de lo que tú eres y del aporte que puedes dar a la humanidad por medio de la expresión de tus dones únicos. Eso queda postergado por la urgencia de encontrar un modo de ganar el dinero suficiente para luego poder vivir bien. Cuando las prioridades se encuentran invertidas  hay pocas posibilidades de triunfar.

Algunas veces ya sabemos qué es lo que nos apasiona, pero no tenemos la fe suficiente en nosotros mismos para seguir esa ruta, sentimos miedo y bloqueamos la salida. No hemos confiado en los deseos de nuestro corazón.

Si quieres que tu prosperidad llegue de una vez, tendrás que comenzar a pensar de una manera muy diferente a la que aprendiste en el pasado, porque esa no está dando los frutos que esperas. Ahora tendrás que acostúmbrate a pensar en términos de milagros.

Cuando piensas en términos de milagros, eres capaz de dejar de preocuparte de tus actuales inconvenientes económicos y quedas libre para hacer volar tu imaginación  y descubrir nuevas posibilidades o de solucionar tus bloqueos. Si no te despegas mentalmente de tu situación de escasez, la seguirás manteniendo porque la seguirás alimentando una y otra vez. Cuando piensas en términos de milagros, haces el espacio para que tu corazón te hable de tu pasión y serás capaz de ver y conectar con lo que te hace vibrar por dentro. Muchas veces hemos despreciado estos mensajes internos porque no creemos que sean verdad. 

Siempre hemos leído historias de personas que iniciaron una actividad en medio de la duda de sus familiares y amigos y que a la larga obtuvieron el éxito. Estas historias tienen algo en común, las personas siguieron sus sueños, se dedicaron a su pasión, creyeron en ellos mismos y en la fuente divina para llegar hasta el final, superando todo inconveniente en el camino.

Es posible que ahora mismo te encuentres dudando de qué hacer, cómo seguir o cómo superar tus bloqueos que te impiden avanzar. Eso tiene una solución muy sencilla, tomar todos tus inconvenientes, echarlos en una bolsa, dejarlos al lado tuyo por unos minutos y soñar con lo que quieres.

No importa la distancia que te separa de tus logros, en los niveles energéticos no existen las distancias de tiempo ni espacio. Si te elevas al nivel de los milagros, todo inconveniente desaparecerá y quedará el camino despejado para comenzar a moverte. Cuando comienzas a crear la ruta en tu imaginación, el universo comenzará a mover los hilos para hacer las sincronizaciones y todo se organizará para tu éxito. Otra cosa es que tú no quieras creerlo.

No existe la manera de salir de tus problemas económicos si los sigues mirando con los mismos ojos. Eres grande y poderoso. Eres capaz de conectarte con la fuente y manifestar milagros. Antes de buscar un trabajo, descubre quién eres.

Este descubrimiento nos asegura todos los bienes y todo el éxito que podemos ser capaces de soñar. Si estamos alejados de este centro, nos resultará muy cansador ganarse el sustento y existirá una lucha permanente para mantenerse o llegar a ese lugar donde queremos estar. Si sientes que tu vida es una lucha permanente, es una señal de que tu SER se encuentra postergado. Cuando descubres tu pasión la vida se hace fácil, liviana, fluida y próspera.

Este hallazgo no es una tarea de la mente, es una tarea de tu corazón.

Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas.

Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas abundancia, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://abundanciayovivo.blogspot.com


Visita nuestra página web www.yovivo.cl